jueves, 28 de noviembre de 2013

La crisis en invierno:



Los pobres beben más en invierno
bajo cantinas de frío antiguo, 
de peste.

Una mujer bajita, aviva el fuego de una chasca
y entreteje un jersey mientras vende el desuso.
Una tropa de hombres pasan aletargados
por esa ola de dedos entumecidos y letras parcas.
Madrid se adormece otra vez sobre su cascaron,
blanco como el calostro, haciendo suaves sus hogares
los cartones o su rincón para morir.

A comenzado a nevar,
y no todas las rosas
seguirán vivas al amanecer.