domingo, 23 de enero de 2011

Amor y constancia

La térmica esperanza
del hombre infinito,
cabalga a golpe de talón
sobre losas pesadas.


Mantente despierto trapecista de cuentas,
ama de llaves y casas.
Pico y pala de futuro.


Como duele el alimento
entre oscuras cicatrices.
Sudor revolucionario,
esta espada tiene hambre.


-Sabéis que os quiero.


La gravedad es para los débiles.

1 comentario:

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Estás sembrado últimamente. Enhorabuena. Abrazo grande